Así fue la inauguración de la Apple Store de Murcia

apple store murcia

Como muchos sabréis, hace unas tres semanas se inauguró la Apple Store de Murcia, concretamente el día 12 de mayo. Como soy de Murcia, tuve la facilidad de desplazarme hasta su localización para pasar la noche allí junto a algunos amigos. Decir también que la Apple Store está localizada en Nueva Condomina, en la localidad de Churra.

Todo comenzó sobre las 16:00, hora a la que llegué allí. Me hacía ilusión ocupar un buen puesto en la cola, que al final resultó ser el segundo. Cuando llegué, me encontré con Ángel, un amigo que llevaba allí desde las 8:30 de ese mismo día, y que, obviamente, ocupaba el primer puesto de la cola. Fue pasando la tarde y fue llegando más gente. Sobre las 22:00 ya éramos unas siete u ocho personas. Teníamos la tranquilidad de que íbamos a pasar la noche dentro del Centro Comercial Nueva Condomina ya que nos lo había confirmado tanto la dirección del centro como la propia Apple: “No habrá ningún problema, Apple se encargará de todo con su propio personal de seguridad”, nos decían.

Antes de nada me gustaría destacar el mal comportamiento y la poca competitividad de Nueva Condomina, y ahora explicaré por qué. Era cosa de las 20:30 cuando se nos acercó un guardia de seguridad del centro, indicándonos que si seguíamos estorbando el paso de la gente, nos echaría fuera. ¿Hola? Ocupábamos de un pasillo de 8 metros algo menos de 1 metro. Y lo mejor de todo: estábamos hablando entre nosotros, sin chillar, manchar, molestar… tan sólo hablando y con los iPhone. Pero esto no es nada comparado con lo que pasó más tarde. Llegaron las 22:30 y en este caso fue otro guardia distinto el que vino a saludar. Era definitivo. Teníamos que pasar la noche fuera.

Nos echó de mala manera a las ocho personas que estábamos en ese momento haciendo cola. A la salida teníamos la cola perfectamente formada, con un equipo de seguridad, sí. Pero, ¿por qué echarnos fuera estando la tienda justo al lado de la entrada al centro comercial? Pondré un ejemplo: en Xanadú, la entrada está en un piso inferior, y la Apple Store en uno superior. Dejaron pasar la noche dentro, incluso les formaron la cola en las escaleras. No entiendo ese comportamiento de Nueva Condomina. Pero esperad, que aún hay más.

Cuando eran las 10:45 ya estábamos en la cola cuando se acerca otro (sí otro) guardia de seguridad para informarnos de que pasaría la noche con nosotros y con el personal de seguridad de Apple. Lo mejor: si queríamos ir al baño teníamos que ir acompañados del personal de seguridad mientras la gente normal y corriente entraba y salía del centro comercial. Diréis: ya está, ¿no? Pues no. Aún hay más. Sobre las 23:00 nos vino a la cabeza: “Nos vamos a quedar enseguida sin batería” cuando vimos un enchufe justo al lado de la cola. Cogimos una regleta que llevaba un compañero en el coche y cuando íbamos a conectarla nos viene el guardia y nos dice que no podemos usarla. Vaya. En la calle y sin electricidad. A las 23:30 salían del centro comercial los jefazos de Apple y con ellos Pepe Sebastián, el Apple Store leader de Nueva Condomina. Les explicamos toda nuestra situación y a la media hora volvieron con bandejas de donuts y helados. Una vez más, Apple ha demostrado que está a otro nivel. Además nos indicaron que ya podíamos hacer uso del enchufe. ¿Y todos felices? No. Sobre las 2:00 de la madrugada nos cortaron la luz, literalmente. También se apagó el cartel luminoso de la entrada al centro comercial.

Pasamos la noche como buenamente pudimos. Unos hablaban, otros jugaban en su iPad, otros veían series… Una anécdota que tuvimos fue que saltó la alarma de una tienda y los de seguridad no tenían permiso para apagarla. Nos acostumbramos y a los 10 minutos pensábamos que era un grillo. Al final incluso se nos hizo corta la noche. Según amanecía empezaban a llegar coches y furgonetas con gente de seguridad. Sobre las 8:00, todos con unas caras de no haber dormido, llegaron tres empleados de Apple con sus camisetas azules con dos carritos llenos de café y donuts. En ese momento habrían unas 30 personas en la cola y empezaba a llegar la gente de prensa, ya que tenían el pase a las 8:45 de la mañana. La tienda abría a las 10:00 y a las 9:15 o así pasamos al interior del centro comercial, donde nos encontramos unas colas iguales a las exteriores pero enfrente de la tienda.

Entonces llegaba el momento donde los trabajadores se iban a divertir de verdad. Salieron de la tienda y recorrieron toda la cola chocándonos la mano a cada uno. Luego llegó el momento de los cánticos como “¡Sí, sí, sí, Apple ya está aquí!”, “-¡Camarero! +¿Qué? -¡Camarero! +¿Qué? -¡Una de Apple Store! +¿Una de Apple Store? -¡Apple Store, Apple Store Apple Store…!” o “¡En Nueva Condomina, la vamos a liar, en Nueva Condomina, la vamos a liar, lololololo, la vamos a liar!”. Al fin llegaron las ansiadas 10:00 de la mañana, y con ello, la cuenta atrás. El primero en entrar fue Ángel, con una gran ovación. El segundo fui yo. Es impresionante ver cómo más de 40 trabajadores gritan tu nombre y te saludan al entrar.

La tienda tiene unos 800m2 y dos almacenes laterales al fondo. Por dentro es prácticamente como cualquier otra Apple Store, todo muy ordenado, minimalista, dispositivos iOS y iPod a la derecha, Macs de sobremesa y Apple TV a la izquierda, portátiles en el centro, Genius Bar al fondo y dos grandes placas llenas de accesorios en los laterales del fondo. Es la primera Apple Store que visito, y la verdad es que me ha impresionado.

Comentarios

Trackbacks

Deja un comentario